El país que dejó de mirar el marcador: la ruta más insólita hacia la excelencia deportiva

Dos padres se increpan mientras sus hijos juegan un partido de juveniles en Telde, Gran Canaria. La intensidad del desencuentro en las gradas va subiendo con los clásicos gestos que preceden a los puños. Finalmente, uno decide pasar a la acción y lanza un cabezazo.

font: https://ift.tt/39CqqkB

media: https://ift.tt/3eLZ8gF

Autor: futboljvs

futboljvs